Skip to main content
x
Submitted by admin on 6 August 2017

Pastor Andy De la Cruz Vásquez Jr.

LA CRUZ DE CRISTO

1 corintios 1:18

Jesús de Nazaret pasó por el juicio judío el cual fue ilegal incumpliendo con todas las leyes hebreas y luego paso al juicio Romano quien lo declaró Inocente, pero igualmente fue azotado y sentenciado a muerte por crucifixión.  La flagelación produjo laceraciones en forma de rayas y considerable pérdida de sangre, El instrumento fue un látigo de mango corto, del cual parten correas largas y gruesas, sujetando en los extremos de cada correa, pequeñas esferas de plomo, o huesitos de cordero. Los latigazos sobre la piel desnuda causarían el desgarramiento de la piel (“El Obispo Eusebio de Cesárea del siglo III menciona que “las venas de las víctimas quedaban al descubierto, y los músculos, tendones e intestinos quedaban totalmente expuestos”). Aun después de azotarle le colocan una corona de espinas, como burla. Los latigazos y la corona probablemente contribuyeron al shock hipovolémico, como se evidencia por el hecho de que Jesús estaba demasiado débil para cargar la cruz hasta el Gólgota (Esta pieza de madera pesaba aproximadamente 50 kilos). En el lugar de la crucifixión, sus muñecas fueron clavadas a la cruz, (travesaño horizontal) y, luego que el travesaño fuera alzado hasta el poste (tramo vertical, sus pies fueron clavados al madero vertical (poste).

El mayor efecto patológico de la crucifixión era la interferencia con la respiración. Así la muerte resultaba básicamente de shock hipo-volémico y asfixia. Al daño físico, ya insoportable, hay que añadir el enorme daño emocional. Sin ningún reparo los soldados romanos se reparten las ropas del crucificado sin esperar siquiera su muerte. A la desnudez y a la vergüenza hay que añadir los continuos insultos de una multitud enardecida por el odio. Pero Jesús calló y entre las pocas palabras que en la cruz pudo expresar, al momento de morir Él dijo: “...Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”.

 

LA CRUZ DE CRISTO

Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es a nosotros, es poder de Dios. (1 corintios 1:18)

 

El Apóstol san Pablo hace énfasis en este pasaje sobre la revelación total y completa de Dios, a través del glorioso mensaje del Evangelio, en toda su perfección y planitud el cual tiene como mensaje principal la encarnación y crucifixión de Cristo. Este mensaje del evangelio se puede resumir en el plan de Dios, su providencia para proveer redención de los pecados a la humanidad, este plan lo vemos en todo el contexto de las escrituras.

Sin embargo, este mensaje que encontramos en las escrituras y que es predicado al mundo entero por medio de la iglesia, no tiene el mismo efecto para todos quienes lo escuchan.

Dice el aposto que este mensaje tiene dos formas de actuar según quien lo recibe:

  1.  Es recibido como una “Locura”: por parte del mundo (aquellos que no creen-los que se pierden) la palabra griega aquí usada tiene el significado de “Mentecato o Estúpido”. es decir que para quienes no creen a la revelación de Dios, este mensaje del evangelio, el mensaje de la “Cruz de Cristo” es una estupidez, una locura. (algo estúpido es algo sin sentido, sin razón y sin cordura).

 

  1. Es recibido como Poder de Dios:  por parte de aquellos que han creído (los que no se han perdido) a la revelación de Dios, quienes han depositado su fe en el Cristo de la cruz, y han abrazado el evangelio, confesando sus pecados y arrepintiéndose ante Dios, este mensaje es “Poder de Dios”.

 

Un mismo mensaje; pero dos resultados diferentes y definitivos, con alcances positivo y negativos; y esto me lleva algunas preguntas que debemos revisar el día de hoy a la luz de las escrituras:

 

¿Qué es la cruz de Cristo para el mundo?

¿Qué es la cruz de Cristo para el Creyente?

 

  1. ¿Qué significa la cruz de Cristo para el mundo?

La Cruz de Cristo como bien ha mencionado el apóstol Pablo es recibida por el mundo como una locura en la totalidad del mensaje, y esto lo podemos ver en la forma en que respondieron los atenienses al mensaje del Evangelio, cuando Pablo hiso mención de la obra de Cristo en la Cruz y su resurrección al tercer día (Ver Hechos 17:30-32)

“Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos. Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban, y otros decían: Ya te oiremos acerca de esto otra vez.”

 

    1. La Cruz de Cristo es para el mundo: Una declaración pública de parte de Dios, sobre el castigo que les espera a los pecadores.

Romanos 6: 23a: “Porque la paga del pecado es muerte…”

 

Dios ha establecido que el pecado del hombre sea pagado con su muerte, este es el resultado inminente para quienes pecan contra Dios, en la Cruz, Dios demostró y explico de forma pública a todos los presentes durante la crucifixión de Cristo (en el pasado) a nosotros hoy (en el presente) a otros (en el futuro) por medio de su palabra, que Él no negociará con el pecado y que este será castigado y condenado por Dios.

 

Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días. (Salmos 7:11)

La revelación de Dios, es clara al demostrarnos como Dios detesta el pecado y al pecador, de forma tal que su santa ira esta decretada para con ellos todos los días, esto es lo que el mundo no ha entendido del mensaje de la cruz de la Cristo.

Esa famosa frase que se ha repetido al punto tal de que algunos se atreven a decir que es bíblica: “Dios aborrece el pecado, pero ama al pecador” es una falsedad; es más el origen de estas palabras proviene del humanista e hinduista Mahatma Gandhi quien dijo esto: “Odia el pecado, no al pecador.” Y muchos cristianos se lo han atribuido a Dios como su palabra. Sin embargo, notamos a través de las sagradas escrituras que Dios ha dicho: La paga del pecado es muerte (condenando el pecado) y Dios está revelando, castigando y condenando todos los días a los impíos (castigando al pecador).

    1. En segundo lugar, la Cruz de Cristo es para el mundo: “La destitución total y permanente de la presencia de Dios”. (a los que se pierden)

 

Salmos 5:4-6: “Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad; El malo no habitará junto a ti.  Los insensatos no estarán delante de tus ojos; Aborreces a todos los que hacen iniquidad. Destruirás a los que hablan mentira; Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová.”

 

La revelación de Dios en cuanto al pecado y al pecador ha sido la misma en todos los tiempos:

  • En el pasado: Dios ha aborrecido el pecado y a destituido a los pecadores de su presencia (en el Edén, Dios destituyo del huerto a Adán y Eva al momento de pecar). También destruyo a todas las ciudades de Sodoma y Gomorra a causa del pecado y juzgo al mundo con un diluvio por las mismas causas.
  • En el presente y en el futuro: Dios no guarda relación con el pecado y destituye y expulsara de su presencia a quienes pecan.  Esta siempre ha sido la posición perfecta y completa de Dios en cuanto al pecado.

 

En el Salmo 5; vemos el actuar de Dios en cuanto al pecador en las siguientes   negaciones y acciones en contra:

(v4) No, eres un Dios que se complace en la maldad. (Nunca Dios ha sido patrocinador del mal o del pecado)

(v4) No, habitara el malo junto a ti. (Dios es Santo, por consiguiente, no guarda relación alguna con el pecado, ningún pecado, estará delante de su presencia.

(v5) No, estarán delante de tus ojos los insensatos. (necio, al irresponsable, podemos decir que aquellos que ven la verdad del evangelio, pero persisten en no creer.)

(v5) Aborreces a todos los que haces maldad. (Muy en contra de la mentalidad actual quienes creen en la famosa frase: Dios aborrece el pecado, pero ama al pecador”.

(v6) Destruirás a los que hablan mentiras. (la biblia nos muestra que el padre de la mentira es Satanás.)

(v6) Abominas a los hombres sanguinarios y engañadores. (Dios no tolera en su presencia a hombres homicidas, iracundos, estafadores o engañadores.)  

Romanos 3:23: “Por cuanto todos pecaron están destituido de la gloria de Dios”; Es la conclusión final a la que llega el apóstol Pablo, en cuanto al actuar de la Justicia de Dios contra el pecado. (Destituido: separar o destruir lo establecido)

 

    1. En Tercer lugar, la Cruz de Cristo es para el mundo: La Condenación final: “Muerte eterna”.

Lo que el mundo rechaza como una locura, es decir el mensaje de la Cruz de Cristo, el cual anuncia las buenas nuevas del evangelio y por medio del cual quienes creen reciben vida eterna, en el caso opuesto quienes rechazan este mensaje reciben como consecuencia la condenación es decir la muerte eterna.

2 tesalonicenses 1:7-9: “Y a vosotros que soy atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús, desde el cielo con los Ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo, los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder.”

Nuevamente las escrituras nos revelan algunas cosas importantes que son necesarias revisar:

(v8) a los que no conocen a Dios; dar retribución por sus pecados.

(v8) a quienes no obedecen al mensaje del evangelio de Cristo (el mensaje de la Cruz); sufrirán pena de eterna perdición, serán excluidos de la presencia de Dios.

“La tierra es para este mundo pecador, lo último que experimentaran de la presencia de Dios” después de esto no hay más revelación de amor de parte de Dios y de su misericordia, si no solamente la revelación de su justicia, esta creación será para el mundo su pedacito de paraíso”

Hebreos 10: 31: ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!

El rechazo al mensaje de la Cruz de Cristo (el Evangelio) es una realidad hoy en día, el mundo dice:

  • Creer en Cristo es para tontos, y locos religiosos.
  • Creer en Cristo es para los débiles. (no tienen la fortaleza mental para confiar en ellos mismos)
  • Creer en Cristo es de primitivos, es algo del pasado, es absurdo y no está a la moda.
  • Creer en Cristo es Ridículo.

 

El mensaje de la Cruz de Cristo no debe darnos vergüenzas, en medio de este mundo que rechaza la verdad de Dios.  (No me avergüenzo del Evangelio porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree al judío primeramente y también al griego.) Romanos 1:16

  1. ¿Qué es la Cruz de Cristo, para el creyente?

 

El apóstol Pablo nos dice en la primera carta de Corintios 1:18: “Porque la palabra de la cruz… a los que se salvan, … es poder de Dios.” (parafraseado).

Martyn Lloyd-Jones nos dice: “En la cruz, en el monte calvario, Dios estaba dando una explicación pública de lo que Él había estado haciendo a través de los siglos. (en cuanto al pecado) Y a través de ello, al mismo tiempo, Él estaba vindicando su propio eternal carácter de justicia y santidad.”

Podemos decir también que, en el calvario, Dios también mostro su misericordia al proveer un sacrificio perfecto, santo y Justo, que pudiera cumplir con las demandas de un Dios, perfecto, Santo y Justo y así de esta forma el creyente pudiera recibir vida mediante la muerte de Jesús.

Romanos 3: 24-26: “siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.”

Este pasaje de Romanos 3; nos muestra claramente lo que Dios está haciendo, podemos verlo de la siguiente manera:

  • Dios está Justificando (Por su gracia)
  • Está proveyendo el sacrificio o el pago al pecado del hombre.
  • Dios Está Manifestando Su Justicia: La Cruz es la expresión pública de la Justicia de Dios la cual demuestra su condenación hacia el pecado.
  • Dios está también manifestando en la Cruz de Cristo su obra de Misericordia y amor.  Esta es la manifestación más grande que el hombre podrá conocer de amor y misericordia.

 

    1.   La cruz de Cristo, es para el Creyente: Una Declaración pública de paz y acceso a Dios.

Romanos 5:1: “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.”

Al contrario del Mundo; la Cruz es una declaración pública de parte de Dios a favor de quienes creen al mensaje del Evangelio, el los declara en “paz” con Dios, esta paz no es una sensación subjetiva e interior de calma y serenidad, sino una realidad externa y objetiva.  La fe, en la obra de Cristo en la Cruz, significa para el creyente un cambio de su estatus legal ante Dios y de su naturaleza; es decir:

Cambio de Estatus Legal:

  • En el pasado (antes de creer) El estatus ante Dios es: Enemigos de Dios, destituido de su presencia.
  • En el presente (al momento de creer): su estatus es cambiado a tener paz con Dios y acceso a la presencia de Dios, a través de los méritos de Cristo.

Cambio de Naturaleza:

  • Pasado (al no creer): El hombre tenía una naturaleza de: Pecador, condenado.
  • Presente (al momento de creer): Ahora el hombre es recibido ante Dios como:  un pecador perdonado, recibe el título de hijo (siéndole imputados en él los méritos de Cristo)
  • Accesibilidad al Padre: Juan 14:6: “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Es solo y exclusivamente a través de la obra de Cristo, que podemos ir al padre. La Cruz de Cristo es la vía por medio de la cual ahora gozamos libre acceso al padre y somos estimulados a buscarle.

 

 

 

 

En la Cruz no fue crucificado, Buda, ni Ghandi; tampoco lo fue Sócrates, ni Platón, mucho menos tus padres, esposas, e hijos y ningún sacerdote de la nueva era, no fue Ala, o algún dios del hinduismo, tampoco fuiste crucificado tu ni yo; y esto es porque todos ellos, incluyéndote a ti y a mí, somos imperfectos para cumplir las demandas de Dios, a la Cruz solamente podía ir el sacrificio perfecto ante Dios y este era Jesús, completamente hombre y completamente Dios, él fue a esa Cruz a morir para proveernos paz, perdón de pecados y acceso al padre.  Él es Jesús.

 

    1.    La Cruz de Cristo, Significa para el Creyente: “salvación y perdón de pecados”

 

¿Salvados de qué? Es una pregunta que talvez necesitemos hacernos, o también puede que al compartir el evangelio las personas nos hagan esta pregunta. ¿De que necesito ser salvado?

La respuesta a esta pregunta es: De Ira de Dios por causa del pecado.

 

La palabra salvación deriva de una palabra griega que significa liberación, preservación. En el Nuevo Testamento se le usa indistintamente como liberación de peligros, libertad, salud y liberación espiritual. Por lo tanto, la salvación no solo tiene que ver con el cielo, sino también, con la preservación de toda nuestra vida. En la Biblia, el único Salvador es el mismo Dios, nuestro Señor Jesucristo.

 

¿De qué me hallo en peligro? El hombre se encuentra en desgracia producto de su rebeldía para con Dios.  Por eso la Salvación, libra al hombre del dominio del pecado y la muerte, llevándole al goce de una vida eterna y de comunión renovada con su Creador.

Así es estimado amigo, la Cruz de Cristo, provee salvación para el hombre; somos salvados de recibir la ira de Dios por causa del pecado, es decir que todo aquello que le aconteció a Cristo en la cruz, todo el sufrimiento y dolor, deberían haber sido hechos a ti y a mí. Para quienes creen al mensaje del Evangelio; Cristo ya sufrió por nosotros en la cruz; pero para aquellos que rechazan este mensaje les espera toda la ira de Dios.

Gálatas 2:20: "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí.” La palabra nos dice que quienes han creído al mensaje del Evangelio, han sido crucificados juntamente con Cristo, es decir que el pago en la cruz con su vida, para darnos libertad de pecado y salvación.

    1. La Cruz de Cristo Significa para el creyente: “Vida eterna, es decir victoria sobre la muerte”.

Romanos 6:5-11: “Porque si fuimos plantados juntamente con Él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección. Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con Él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con Él. Sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de Él. Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; más en cuanto vive, para Dios vive. Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro"

  • La Cruz de Cristo nos provee: paz con Dios, nos hace sus hijos, otorga a nuestras vidas perdón de pecados y salvación, perseverándonos hasta el fin de los tiempos y conservándonos para la vida eterna, dándonos la Resurrección.
  • La Resurrección de Cristo; es la evidencia de la aprobación de Dios y la satisfacción por la obra de su hijo Jesucristo y es el sello de la obra perfecta de Cristo en la redención para el hombre.
  • La resurrección de Cristo nos da esperanza, de que, así como el resucito de los muertos nosotros también lo haremos nosotros.

Juan 11:25: “Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.”

 

¿Qué más necesita hacer Jesús por ti? ¿Él fue a la cruz y murió para darnos salvación, que más necesita hacer Cristo por ti?

Add new comment

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.
Standard (Image)